Pocos días después de la pionera sentencia contra Monsanto por el uso de glifosato en su herbicida Roundup, llegan nuevas noticias sobre la presencia de este componente químico en nuestra vida cotidiana.

Según el Grupo de Trabajo Medioambiental estadounidense (EWG, por sus siglas en inglés), populares marcas de cereales y barritas de avena contienen excesivos niveles de glifosato, una sustancia que para organismos como la Organización Mundial de la Salud y el estado de California es “carcinógena”.

Este hallazgo se produce una semana después de que un jurado de San Francisco, California, le otorgara US$289 millones de indemnización al jardinero de una escuela que reclamó que el herbicida Roundup de Monsanto le produjo un linfoma.

Este caso fue el primero de los miles presentados contra Monsanto por campesinos y otras personas que aseguran que desarrollaron cáncer a causa de estar expuestos a Roundup por años.

Las pruebas del EWG encontraron glifosato, el ingrediente activo del Roundup, en todas excepto dos de las 45 muestras de productos hechos con avena convencionalmente cultivada.

Más de dos tercios de las muestras tenían niveles de glifosato más altos de la tasa que los científicos del EWG consideran adecuados para proteger la salud de los niños.

El Grupo de Trabajo Medioambiental Estadounidense (EWG) señaló que el herbicida cuenta con altas dosis de glifosato, mismo elemento encontrado en al menos 43 tipos de productos hechos con avena.

“Quisimos medir los problemas de contaminación en productos populares que niños y adultos comen todos los días. El glifosato conlleva un riesgo elevado de cáncer y también sabemos que los niños son más vulnerables a los efectos químicos tóxicos”, señaló Alexis Temkin, toxicóloga a BBC Mundo.

El estudio de EWG, indica que los productos de las principales marcas que hoy se encuentran en cualquier supermercado estarían contaminados aunque desde las compañías aseguran que los alimentos que producen respetan la regulación de su país de origen.

Según CBS News, alguno de los productos involucrados serían: Cheerios, Kellogg’s, Quaker y Back to Nature Classic Granola. Sin embargo se cree que podrían existir más marcas involucradas.

Nota: BBC

0