En Guadalupe Norte, Santa Fe, la granja Naturaleza Viva desafía las recetas transgénicas y aplica un modelo agroecológico desde hace casi 20 años. Los resultados están a la vista en este reportaje fotográfico de Nacho Yuchark para la revista MU n° 121.

Las posibilidades de los hombres se ensanchan, se abren, si viven en la mayor armonía posible con las fuerzas de la naturaleza. La tierra, entonces, es un espacio en el cual buscar la integración, el equilibrio entre especies animales, vegetales y personas.

Actualmente, el nivel de producción de leche del establecimiento está cerca de los 700 litros diarios. Con esta producción se elaboran queso Gouda, yogur y leche orgánica, con la marca Naturaleza Viva.

Una de las prioridades de la granja ecológica es la capacitación y la difusión del conocimiento que allí se aplica. Por ello, son frecuentes las visitas de escuelas, técnicos, productores y pasantes, que se acercan a la granja para poder aprender las características de este tipo de desarrollo productivo.

“Existe un nuevo paradigma que es la agricultura agroecólogica”, sostiene Remo Joaquín Vénica, factótum de la granja Naturaleza Viva, ubicada en esta localidad.
Su experiencia de 18 años en la producción de alimentos orgánicos y el manejo de un proyecto de forma integral, hace que desde su visión se rescate, además, su modelo de autogestión familiar como ejemplo alternativo para los pequeños y medianos productores.

 

La Granja Ecológica Naturaleza Viva tiene 220 hectáreas donde trabajan 15 familias que producen alimentos sanos que llegan a 10.000 personas en 20 provincias del país.

0